Monday, March 20, 2006

Me da igual

Estas últimas horas de relax puentil hacen que me dé cuenta de algo que sin embargo no es nuevo, puesto que ya lo he pensado en varias ocasiones. Espero que te dés por aludido, no es difícil, y por eso no digo tu nombre.

Mentiría si dijera que es algo que quiero decirte, porque en realidad no quiero hacerlo. No quiero que te dés cuenta, ni que tengas que volver a darte de bruces con este tema. No sé si te lo mereces o no, estoy hablando de mí. Pero tengo que desahogarme, y llevo tanto tiempo intentando que no te sientas incómodo conmigo (seguramente sin conseguirlo) que no puedo aguantar más. Además, confío en tu capacidad para huir de todo esto, como siempre lo has hecho. Y no lo digo porque me parezca mal, sino por todo lo contrario; fíjate, yo en ese aspecto soy totalmente distinta.

Ni siquiera soy importante para ti; ni siquiera has pensado en mí tanto como yo en ti. Ni siquiera te caigo especialmente bien, y tampoco es que me admires. Ni siquiera soy la que mejor te comprende, ni te hago sentir mejor que cualquier otra persona. Ni siquiera nos lo contamos todo, ni te conozco en profundidad (ni tú a mí). Ni siquiera nos entendemos. Ni siquiera nos odiamos.

Ni siquiera he cambiado tu vida tanto como tú la mía (y de todas formas seguirás creyendo lo contrario). Ni siquiera te gusto. Ni siquiera conectamos. Ni siquiera soy alguien especial para ti. Ni siquiera te sientes bien a mi lado. Ni siquiera podemos hablar sin discutir y sentirnos mal. Ni siquiera me quieres más que yo a ti.

Ni siquiera soy tu mejor amiga.

Pero ya te lo dije una vez, y si hace falta lo repetiré mil veces, porque es lo único que creo haber sacado en claro desde que te conocí: eres ante todo mi mejor amigo, y haré lo que sea por mantener esta amistad. No por ti, sino por mí. Porque te necesito. Es lo último que quiero perder en este mundo y por lo que nunca dejaré de luchar... aunque para ti no signifique nada.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home